Felicitarte Por Ser Madrina

Hoy quiero felicitarte por ser madrina, más puntualmente, la madrina de mi tesoro. Además, quiero darte las gracias porque año con año he visto cómo te has tomado el ser madrina como una labor de tiempo completo que ejerces con todo gusto, con firme amor y juiciosa ternura.

Quiero felicitarte también porque te has convertido así mismo en madre, una que es honoraría pues te hemos escogido como la madrina de lo más preciado que tenemos: de nuestro nuevo hijo. Y sabemos que llenarás siempre todas nuestras expectativas porque reconocemos que en ti encontramos la mejor persona para cuidar de nuestro legado.

Muchas gracias por aceptar el ser un miembro más de nuestra familia, para nosotros es todo un honor contar con tu gran apoyo en cada etapa de crecimiento de nuestro tesoro querido.

Te deseamos muchas felicidades en tu día, así mismo no nos cansamos de decirte
¡Felicidades madrina!