Nuestro Ángel De la Guarda

Estar enfermo es un momento que nos llena de temor, nos angustiamos y sufrimos, sentimos que no tenemos esperanza hasta que conocemos a nuestro ángel de la guarda, a ti.

Como médico llevas puestas un par de alas invisibles que Dios te regaló, eres Su instrumento en la tierra para ayudar a los que lo necesitan.
Cuando debes dejar a un lado tus ocupaciones personales lo haces, y acudes corriendo a la sala emergencia, siempre identificándote con el dolor de los demás. Tras una cirugía recibes a cambio la sonrisa de los familiares de tu paciente, y con ello te sientes recompensado.

Cuando no puedes salvar una vida también sufres y te sientes impotente porque en el fondo también eres humano, pero siempre das lo mejor de ti y entiendes que la vida y la muerte están en las manos del Creador.

No tenemos palabras que expresen nuestro agradecimiento por el compromiso que tienes con tu profesión y la pasión con que la ejerces.

Mil felicitaciones por el día del médico!

Vida de Servicio

Tus manos hacen brotar vida, tu sonrisa germinar la esperanza y tu sentido del humor calma la angustia. Escogiste una vida de servicio y de estudio constante. Un día dijiste “quiero ayudar a las personas” y lo has cumplido con tenacidad. Por eso me siento orgullosa de tener un hombre tan especial a mi lado.

Antes de casarnos, yo ya sabía que siempre serias de tus pacientes más que de mí. Sabía que habría noches que no estarías en casa y que tampoco compartiríamos durante algunas fechas importantes, sin embargo te apoyo incondicionalmente para que cumplas con tu vocación. Sé que ello te hace muy feliz, y es así como quiero verte siempre.

Hoy día del médico tus hijos y yo queremos felicitarte y horrarte por tu labor. Nos consta como das tu vida por completo a los que necesitan de ti, y además eres un padre y un esposo maravilloso.

Estaremos contigo siempre.

Felicidades.

Cualidades Extraordinarias

Eres un ser humano dotado de cualidades extraordinarias que solo tienen los que nacen para convertirse en médicos. Hay quienes llegamos a verte tan fuerte, sonriente y optimista que pensamos que eres de otro planeta.

Tus manos están llenas de compasión, alivian el dolor y sanan las heridas. Tus pies son ligeros, se trasladan a cualquier rincón de la tierra donde te llame tu vocación. Tu corazón es desinteresado y actúa siempre movido por su buena fe. Y con tu sonrisa y energía contagias de fortaleza a quienes te conocen.

Sabemos que no te importa la hora en que te llame un paciente, lo atiendes con la humildad y sencillez que te caracteriza. Tampoco te importa si estás cansado, tu único interés es servir a los demás.

Por esto y más, hoy en tu día queremos agradecerte por los esfuerzos que realizas para brindarle tu ayuda a los que la necesitan. Y nunca dudes de lo invaluable que eres para la vida de todos.

¡Feliz día del médico!

Salvar Vidas

Un día elegiste una de las profesiones más absorbentes del mundo, pero también una de las más hermosas e importantes: salvar vidas y aliviar las dolencias del mundo entero. No tuviste un gramo de miedo para asumir tan grande responsabilidad, por eso eres un valiente al que amamos y admiramos.

Tus pacientes no solo reciben de tus conocimientos y capacidades, sino también de un corazón lleno de afecto y calor humano, el cual les entrega todo sin esperar nada de cambio. Vas por tu camino curando el cuerpo y el alma de una forma que se agradecemos sinceramente.

Hoy queremos que sepas que tenerte en nuestra familia nos llena de júbilo porque sabemos que hay un ángel que lleva nuestro apellido. Deseamos para ti lo mejor. Que te sobren los éxitos y la dicha. Que se cumplan todos tus sueños.

Felicidades a nuestro médico!!

Amor Y Abnegación

Por fin llegó el único día del año que se dedica para ti: el día del médico. Sabemos que los otros 364 días del año tú eres el que se dedica por completo a los demás, dándoles tu tiempo, y tu vida. ¿Cómo no admirarte? si te ocupas de todos con el mismo amor y abnegación que tienes con tu familia.

Las felicitaciones son pocas para lo que te mereces por la hermosa labor que llevas a cabo. Tu vocación solo algunos privilegiados la tienen. Muchas veces pasas días consecutivos sin salir del hospital, sin descansar bien, ni ocuparte de ti mismo. De seguro ya te has ganado una corona en el cielo.

Eres un amigo para tus pacientes porque los animas, los aconsejas y los cuidas. Tienes un don particular para hacerlos entender, además de una paciencia que parece inagotable.

Hoy queremos dedicarnos a ti, para hacerte sentir lo especial que eres para toda la humanidad.

¡Feliz día!

Tu Amada Vocación

Hay oficios en la vida que solo se pueden ejercer si son tu amada vocación. No existe otra manera, pueden ser arduos o difíciles pero cuando hay amor por lo que se hace, todo lo demás se difumina.

Hoy yo te entrego mi admiración por tu quehacer diario, por tu valor y constancia, porque eres un ser de luz y sanación para quien lo necesite.
¡Feliz día del médico! Que sea un día único y especial como lo mereces. Yo te deseo muchas bendiciones en tu vida y en tu carrera. Gracias por existir y ser.

Sanar Heridas

Sanar heridas, físicas o mentales, que bella profesión. No es fácil como parece, pero con el tiempo, te regala satisfacciones que en ninguna otra encontrarás. Tú participas de la magia de ser médico, tú tienes en tus manos la llave del consuelo y de la sanación dentro de lo posible.

¡Feliz día del médico! Que Dios te siga regalando la intuición adecuada, la fortaleza física y el amor por tus semejantes. Que El universo te bendiga y cuide para bien.

Espero que en este día haya cualquier homenaje que te haga sentir especial y valorada. ¡Felicidades!

Ocupándote Con Amor

Siempre que te vemos en tu medio de trabajo, estas, ocupándote con amor de tus pacientes, pendiente de sus dolencias, sanando sus heridas, a veces te creemos maga, y lo eres, porque llevas alivio a quien lo necesita.

Por todas estas cualidades y muchas más que evidencias tener, sé que eres una excelente profesional, humana, estudiosa y preocupada por su quehacer.

¡Feliz día del médico ¡ ¡honor a quien honor merece! Que para celebrar este día, estés donde estés recibas un detalle, que te haga sentir muy querida y especial. Te lo mereces más que nadie ¡Felicidades!

Para Ti

Para ti, que luchas constantemente para descubrir el diagnóstico exacto y así poder combatir las enfermedades de tus pacientes. Para ti que eres no solo médico, sino también persona, familiar, trabajador y amigo.

Hoy te deseo un ¡Feliz día del médico! Y espero con el corazón puedas pasarla muy bien y disfrutar la vida, en compañía de quienes más tú quieras.

Espero también que sigas sanando con tus manos llenas de luz a todo aquel que toque a tu puerta marcado por la enfermedad física o mental, estoy segura le darás consuelo, solución, alivio, con la magia que te caracteriza.

Persona Humanitaria

Eres admirable, una persona humanitaria y noble, naciste para ejercer tan digna profesión y cuando lo pensaste, y comenzaste tus estudios de medicina, los ángeles dijeron amén.
Un médico, que sirve a la humanidad afligida por la enfermedad, desde las instancias que le correspondan. ¡Que hermosa profesión! ¡Que noble trabajo!
¡Felicidades por del día del médico! Por tu extraordinaria labor y entrega, por tu dedicación y sensibilidad hacia tus semejantes. Dios te bendiga por esas cualidades que hoy ostentas.
Que tanto bien que haces, te sea retribuido infinitas veces. Para ti un agradecimiento infinito.