Como Un Amigo

Cuando pienso en alguien que sea como un padre, como un amigo y como un hermano pienso en definitiva en ti padrino, porque eres como un padre que sabe dar recio cariño, como un amigo en quien puedo confiar y como un hermano que sabe seguirme la corriente cuando quiero divertirme.

Algunos dicen que los primos son un poco así, pero para mí tú has sido esa presencia que tanto aporta a mi vida y sin la cual todo sería diferente, triste, aburrido y sosamente distinto.

Me encanta además que nuestra relación sea así porque de lo contrario muchos momentos de la vida serían simplemente cosas que pasan, pero gracias a que como padrino estás abierto a ser tanto, las experiencias que compartimos se vuelven irrepetibles e inolvidables.

Una de mis metas es ser un padrino genial como tú lo eres conmigo, y poder lograr este lazo especial con mis propios ahijados.

Padrino ¡muchas felicidades.

Esos Instantes Que Son Especiales

Padrino, no sé tanto como tú de la vida, pero sí reconozco que esta se repite mucho, todos los días nos levantamos, comemos, hacemos nuestras actividades y descansamos.

Pero hay también esos instantes que son especiales, que hacen de nuestra existencia algo extraordinario, y lo que más me gusta de ellos es poderlos compartir con personas igual de especiales.


Padrino, eres una de esas personas que hacen de un momento único algo extraordinario, en momentos que son inolvidables y que se marcan como tinta sobre papel en el corazón que es una hoja en blanco cuando esos días que perduran por siempre llegan a nosotros.

Felicidades en tu día padrino, espero hacer por mí mismo que este sea un día que no olvides porque te sientas querido y respetado por todas las personas que tanto te queremos y te apreciamos.

Eres padrino, inolvidable y especial, por lo que en este día que se te celebra, te deseo un sinfín de felicidades y amor.

Has Estado Ahí Para Mí

Padrino, desde que tengo memoria has estado ahí para mí, has proporcionado abrazos, me has dado uno que otro mimo, y por supuesto, he recibido reprensión de tu mano.

No fue sino hasta hacerme más grande que he comprendido el papel tan fundamental que has jugado en mi vida, la forma en la que gracias a ti tengo tanta fortuna como persona.

Felicitaciones en tu día, porque has hecho una de las labores más honrosas para un hombre, y esa es convertirte en padrino y no solamente serlo de nombre o como una mera etiqueta, sino que lo has sido realmente, al cuidar, ayudar, formar y dar cariño.

Soy afortunado y lleno de bendiciones por ser el destinatario de tu cariño, y espero algún día poder también darte aunque sea un poco de todo el amor que me has mostrado en cada una de tus acciones.

¡Un sinfín de felicidades padrino!

Padrino Eres enial

Padrino eres genial, y lo sé porque a pesar de que sabes cómo instruirme y llamarme la atención cuando algo anda mal, sabes también cómo hacerme sentir amigo, cómo respetar mis decisiones y dejarme equivocar para que yo solo pueda ir forjando mi camino, pueda ir aprendiendo de la vida a mi manera.

En este día que te quiero felicitar no solamente me gustaría decirte que eres como un padre para mí sino que también eres un buen amigo en quien puedo confiar y que sabe mucho más que yo de todo lo necesario que es para la vida el contar con la guía de alguien como tú, y se ha esforzado por darme esa guía sin pedir nada a cambio.

Por ser el mejor amigo y padrino que puedo tener, muchas gracias, así como un millón de felicidades a ti que me das tanto cariño hoy y siempre.

¡Muchas felicidades padrino!

Me Gustaría Darte Las Gracias

Padrino, hoy me gustaría darte las gracias y felicitarte en tu día porque eres para mí alguien realmente valioso y que me ayuda a ser una buena persona, ya que veo en ti toda esa bondad de darme los cuidados que reconozco en mis padres, pero con un amor que es muy tuyo, que es cosa de un padrino.

Le doy gracias a Dios por la gran fortuna de tener un padrino que está a mi lado y que siempre ha tenido tanto por enseñarme y darme en la vida, así como un ejemplo a seguir sobre cómo deberé ser yo algún día cuando me convierta también en padrino.

Eres una persona especial que me hace sentir mucho más que fortuna, me reconozco bendecido, porque tener dos padres me ha permitido hacer dos compromisos con dos hombres extraordinarios. Espero ser de orgullo para ambos.

Felicidades en tu día padrino.

Gracias Por Ser Mi Madrina

Decir gracias por ser mi madrina siento que es decir poco, porque no sé si en la palabra madrina se contenga todo lo que eres para mí y para mis padres, quienes te escogieron para ser esa presencia indispensable en mi vida que hoy me hace preguntarme sobre cuál será la mejor manera de decir gracias.

Quizá sea por medio de felicitarte por ser la mejor madrina que existe, o tal vez felicitándote porque has hecho realmente una tarea perfecta como mi madrina, cosa que sé porque siempre me he sentido amada y bendecida a tu lado.

O tal vez ese gracias por ser mi madrina baste porque es sincero, porque sale de mi corazón y de mis más verdaderas intenciones madrina. Porque si fuera posible lo escribiría con abrazos, besos y caricias de mí para ti.

Gracias madrina querida hoy y siempre, felicidades de aquí a la eternidad.

Madrina Soy Tan Feliz

Madrina soy tan feliz, porque tengo en ti el amor de una segunda madre que es incondicional, el sostén siempre fuerte como el de una hermana y esa complicidad de amigas que nos caracteriza.

Sé que puedo contarte todo y tendrás para mí un amoroso consejo, el apoyo emocional que necesito y que guardarás mis secretos hasta la muerte porque ese es el tipo de relación que llevamos y que tanto me gusta y aprecio.

De hecho, hoy que te celebro quisiera comprometerme contigo, con el hecho de que espero jamás traicionar tu confianza y ser siempre una aijada que te dé tanto cariño como el que tú me das, así como espero siempre ser tu amiga.

Felicidades madrina por ser para mí ese ejemplo amoroso que veo en cada una de tus acciones, gracias por acompañarme de la forma en lo que lo has hecho que es tan especial.
¡Felicidades en tu día!

Quién Es La Mejor Madrina

Si hubiera una competencia por quién es la mejor madrina seguro ganarías en todas las categorías que quizá incluirían: sobresalientes cuidados, más amorosos abrazos, los regaños más sabios y muchas de las tantas cosas que das a mis días madrina querida.

Porque sé que eres la mejor madrina que pude haber tenido porque creo firmemente que Dios te puso en mi camino para que seas como un ángel de la guarda pero terrenal, que no solamente me da mucho cariño y guarda por mí, sino que sabe guiarme por buenos pasos aunque a veces yo me oponga un poco.

Si yo fuera juez de esa competencia por la mejor madrina te pondría las más altas y mejores calificaciones porque te las has ganado.

¡Gracias y muchas felicidades por ser la mejor madrina del mundo!

Disfruta grandemente de tu día y recuerda que te quiero de aquí a la luna.

Mi Mamá Me Dijo

Mi mamá me dijo un día que mi madrina era tan importante como ella, porque también velaba por mí, me cuidaba y me daba todo el amor que solamente una madre sabe proporcionar. Por eso estoy muy agradecida madrina, y no quiero dejar pasar un solo día más sin exprésate cuán importante eres para mí.

Madrina, a veces me pareces como una de esas hadas madrinas que existen en los cuentos porque me llenas de grandes cariños, de amor y de cuidados que veo como algo maravilloso, lleno de magia y de encanto que solamente tú sabes proporcionarme.

Gracias por ser mi madrina y por estar conmigo cada año de mi vida de una forma muy real, porque aunque se sienta como un cuento de hadas, sé que en ti tengo protección y amor verdadero que no cambiará nunca.

¡Muchas, pero muchas felicidades madrina!

¡Eres hermosa y te quiero a montones!

Felicitarte Por Ser Madrina

Hoy quiero felicitarte por ser madrina, más puntualmente, la madrina de mi tesoro. Además, quiero darte las gracias porque año con año he visto cómo te has tomado el ser madrina como una labor de tiempo completo que ejerces con todo gusto, con firme amor y juiciosa ternura.

Quiero felicitarte también porque te has convertido así mismo en madre, una que es honoraría pues te hemos escogido como la madrina de lo más preciado que tenemos: de nuestro nuevo hijo. Y sabemos que llenarás siempre todas nuestras expectativas porque reconocemos que en ti encontramos la mejor persona para cuidar de nuestro legado.

Muchas gracias por aceptar el ser un miembro más de nuestra familia, para nosotros es todo un honor contar con tu gran apoyo en cada etapa de crecimiento de nuestro tesoro querido.

Te deseamos muchas felicidades en tu día, así mismo no nos cansamos de decirte
¡Felicidades madrina!