A Hombres Y Mujeres Resistentes

Queremos expresar un afectuoso feliz día del enfermero a todo ese grupo conformado por personas comprometidas con la salud, muy especialmente la de los más necesitados, lesionados, discapacitados o ancianos. A hombres y mujeres resistentes queremos darles las gracias por sus arduas horas de vigilia para garantizar el cuidado de esta población.

¿Qué podemos pedir para ustedes en este día? Una compañía tan grata como la que brindan, un cuidado tan especial, esmerado como el que garantizan y unas palabras de alientos como las ofrecidas durante sus jornadas de trabajo. Dios les dé larga vida, salud y armonía perfecta para continuar.