Mi Corazón Es Un Cofre

Imagina que mi corazón es un cofre repleto de tesoros. Hace tiempo te entregué la llave, por eso, puedes abrir el candado y explorar lo que hay adentro. Hallarás miles de cosas importantes para mí, muchas personas especiales en mi vida. Ahora, rebusca bien, porque acabo de agregar a alguien hace muy poco tiempo. Este recién llegado también tiene que ver contigo, porque desde el principio forma parte de la familia… ¡Serás tía!

En unos meses, ese pequeñín o pequeñina tendrá cuerpo, cara, nombre y carácter conocido para nosotros. Pero antes de eso, te invito a abrir el cofre de tu corazón y dedicarle su espacio particular para que desde este instante puedas recibirle, amarle, esperarle y protegerle.

Serás la mejor tía del mundo y mi bebé lo sabrá. Te felicito, amada hermana. Compartamos esta bendición, celebremos los dones que Dios nos regala cada día y nos seguirá entregando en la persona de mi hijo, de tu sobrino.

¡Que disfrutes esta hermosa noticia!

Sorpresas e Ilusiones

Amanece un nuevo día, lleno de esperanzas para mí, de alegrías, sorpresas e ilusiones. De entre todas las cosas buenas que me han pasado, querida hermana, comparto en este momento la más especial, porque es el milagro de la vida, la fuerza de la sangre que se manifiesta a través de mí.

Te preguntarás la razón de tanta poesía y de las palabras que revolotean en mi cabeza como pajaritos alegres para sacarme del ruido cotidiano. Voy a ser padre y tú serás tía.

Ahora vuela conmigo en la dicha de sabernos bendecidos. Salta de alegría que yo saltaré contigo. Abrázame y en ese cálido encuentro felicitémonos por la llegada de una pequeña criatura, de ese ángel encarnado que cambiará nuestras vidas, todavía no sabemos cómo. Lo que sí sabemos con certeza es que nada volverá a ser igual.

Ahora, hermana, pronto, tía, celebremos tan tierno momento y pidamos por el vínculo que desde ya te une con mi hijo.

¡Felicidades por ser tía!

Tengo Algo Que Decirte

Tengo algo que decirte pero no sé cómo empezar. Es bueno, además, estás involucrada completamente, sin posibilidad de escape. ¿Te asustaste? Es parte de la emoción… Y parte también de la estrategia para que tengas muy altas expectativas, presta mucha atención…

Me enteré hace poco que espero a un bebé, por lo tanto, hermana mía, pronto serás tía…

Así es, estrenarás sobrino en unos meses. ¿Qué te parece la novedad? ¿Maravillosa? Pienso lo mismo y te felicito por eso. Estoy segura de que serás una tía especial y que mi hijo estará encantado de conocer esa personalidad extraordinaria, de jugar contigo, de escuchar las divertidas historia que salen de tus labios, de pasear tomados de la mano, conociendo el mundo.

Solo quiero agregar que el amor inmenso que siento por ti también pasará a tu sobrino y así se multiplicará para fortalecer la unión familiar. Me alegra mucho poder darte esta noticia y espero que tu felicidad sea tan grande como la mía.

¡Por tu futuro sobrino! ¡Salud!

Un Montón de Experiencias

Soy tan feliz de ser tu hermano y de la oportunidad que nos dio la vida para compartir un montón de experiencias desde nuestra niñez. Hoy quiero compartir otra más, con la que espero podamos reforzar nuestra unión, porque, hermana querida, dentro de un tiempo serás tía.

Yo me convertiré en un padre orgulloso, tú serás la tía maravillosa que todo sobrino merece. Te felicito por ese nuevo vínculo que vas a construir desde el momento de su nacimiento. Ve preparándote porque podrás trabajar como niñera, mejor amiga, artista de entretenimiento, maestra, consejera, compañera de juegos… No tendrás tiempo para aburrirte.

Espero que esta noticia te haga tan feliz como nos ha hecho a nosotros, futuros padres. Te invito a compartir esta ilusión, esta esperanza y este sueño de ver crecer a la familia. Celebremos pues, hermanita del alma, porque esto no pasa todos los días.

¡Por la futura tía, un brindis especial!

Un Mensaje Secreto

Saludos, querida hermana. En estas palabras hay un mensaje secreto que contiene una buena noticia. Recorre las letras nuevamente, fijándote en las mayúsculas de cada oración. Ánimo, yo sé que tú eres capaz y muy inteligente para lograrlo. Sigue intentándolo, falta poco para culminar la frase que cambiará nuestras vidas.

Todavía quedan dos letras para completar, ten paciencia. Imagino muy bien tu emoción cuando lo sepas. ¡Ahora sí! La última letra ha sido agregada. ¿Lo descubriste? Claro que sí… ¡Serás tía!

Quiero tener en este momento un coro de miles de voces cantando las alegrías de tan bella noticia. Espero que tu felicidad sea tan grande como la nuestra. Como padres, tendremos la bendición de un hijo. Como tía, tienes el regalo de un sobrino que llenará tus horas con momentos inolvidables. Sé que te desempeñarás muy bien, como en todo lo que haces.
¡Felicidades, futura tía!

Su Tía Querida

Existen vínculos tan fuertes que ni el tiempo ni la distancia pueden romperlos. Pasa con la familia, especialmente con la tuya. Los kilómetros significan poco cuando llega el momento de celebrar la llegada de una nueva bebé, quien será la alegría de sus padres, abuelos y sobre todo de su tía querida: tú.

Imagino que ya te comunicaste con los padres de la criatura, ya compartieron contigo sus primeras fotos, sus primeras emociones. Te felicito sinceramente y espero que puedas disfrutar intensamente de este feliz momento, de tu hermosa sobrina. Anhelo con fervor que muy pronto tengas la oportunidad de estrecharla en tus brazos para entregarle personalmente ese amor que hoy sientes por ella. Será una bendición del cielo.

Entonces, celebra y brinda por ser tía nuevamente. Que la felicidad de este día se multiplique y traiga muchos años de experiencias maravillosas, sorpresas y travesuras de la mano de tu linda sobrina.

Los Bebés Son Angelitos

Algunos dicen que los bebés son angelitos enviados desde el cielo para enseñarnos lecciones importantes. Yo creo que algo de cierto debe haber en esas palabras. Los niños nos ayudan a recuperar la ilusión por la vida, nos dan esperanzas para construir un mundo mejor, nos recuerdan lo hermoso de la candidez y la inocencia en nuestros primeros años…

Imagino cómo debes sentirte hoy, tía de esa nueva criatura que arribó a tu familia. Cuánta emoción, cuánta alegría, tantas ganas de reír y de llorar…

Disponte a recibir la avalancha de bendiciones correspondientes a todas las tías del mundo. Prepárate a disfrutar de cada instante compartido, especialmente de aquellos en los que el angelito irá mostrando su interesante personalidad. Después me contarás los detalles.

Felicitaciones nuevamente, que este momento feliz te dure mucho tiempo y que tengas la oportunidad de experimentar de cerca el amor de todos tus sobrinos.

¡A celebrar!

Una Invitación Inesperada

Como hermanas y amigas te hago llegar una invitación inesperada, aún no te imaginas los planes grandiosos que tengo para ti en esta ocasión que nos unirá una vez más.

Desde niñas supimos que nos gustaría pasar gran parte de nuestras vidas juntas y eso se está haciendo una hermosa realidad día a día. Sin embargo, ha sucedido algo que nos unirá aún más y estoy feliz de comunicarte que serás tía.

Felicitaciones por este vínculo perfecto que permite amar sin condiciones, guiar sin restricciones.

Siento muy dentro de mí que esta noticia te va a llenar de gran alegría y felicidad. Sé que estarás planeando dentro de poco como intervenir, como ayudar en los próximos meses que vendrán.

Doy gracias a Dios por este maravilloso momento que me permite disfrutar junto a ti de semejante bendición, multiplicar el gozo y las vivencias compartidas, con todo nuestro cariño familiar.

¡Felicidades!

Tu Nuevo Rol

Es muy grato para mí comunicarte hoy tu nuevo rol. Es algo muy delicado y tierno con un toque de autoridad y disciplina. No te imaginas lo felices que estamos de decirte, con todo el cariño del mundo, que serás tía.

Serás amada tía, cariñosa, consentidora. Tendrás mil nombres que por mágica decisión ostentarás desde tu título tan especial.

Y no será nada fácil acompañarnos en esa empresa enorme de educar, de guiar y de amar incondicionalmente. Sin embargo, no tienes escapatoria posible del amor familiar.

Ruego a Dios nos dé toda la fuerza suficiente, la salud y la prosperidad para que juntos como familia podamos llevar a cabo todo lo que soñamos. Tenemos un futuro en común junto con esta nueva promesa que crece en el vientre materno esperando le ofrezcamos lo mejor de nosotros y del universo.

¡Felicidades!

Recibes Un Don

Querida mía, en este precioso día recibes un don. El maravilloso regalo de la vida que se inicia y que tendrás el honor de acompañar como alguien sumamente especial y necesario porque… Serás tía.

Lo perfecto del universo hace que tú y solo tú seas la encargada de tener tan difícil misión de vida. Tu papel es tan versátil y cambiante, adaptado a tu medida. Serás perfecta como amiga y confidente y tu autoridad con amor no será discutida… Qué agradable y justa consejera podrás llegar a ser, cuánta seguridad en tu recomendación y amor en tu consejo.

¡Felicitaciones por esta hermosa distinción! ¡Por este nexo familiar!

Contamos contigo, con tu sabiduría cotidiana, sabemos que desde siempre has esperado este momento y ahora es grato disfrutarlo. Celebremos con alegría, familia, todos caben en este hermoso sentimiento.

¡Muchas felicidades!