Una Petición

Saludos, amigo, espero que estés pasando un excelente día. Te escribo porque necesito un favor tuyo. Bueno, más que un favor, es una petición. Conoces a mi hija, la bebé que ha traído tanta felicidad a nuestra familia. Como padres buscamos lo mejor para ella, le demostramos el amor que nos inspira, rodeándola de lo más hermoso, bueno y conveniente.

En esa búsqueda te encontramos a ti, hombre recto, de buenos sentimientos, fiel creyente, buen amigo, maravillosa persona. Queremos que estés cerca de nuestra niña, acompañándola, guiándola en su camino de encontrar a Dios y tenerle como el centro de su vida. Por eso te anunciamos que serás padrino.
Deseamos que estés muy feliz con esta distinción, este honor que también es una responsabilidad. Serás un excelente padrino, ya lo verás y nosotros estaremos muy complacidos de contar con tu apoyo.

Gracias y felicidades, padrino. Que las bendiciones lluevan sobre ti.

Buenos Consejos

Viajé con mi mente al futuro y te vi de la mano de mi hijo. Él te escuchaba mientras le dabas buenos consejos, le enseñabas sobre Dios y sus obras.

También imaginé que crecía, se volvía un adolescente y te buscaba para que le orientaras en decisiones importantes. En mi sueño, los vi abrazados, a veces entre risas, otras veces entre lágrimas, pero siempre juntos, siempre presentes en la vida del otro.

Como deseo fervientemente que este sueño se cumpla, te anuncio, respetado amigo, que serás padrino de mi hijo.
No hay mayor honor para mí que verte convertido en su segundo padre, que nos acompañes en el hermoso proceso de verlo crecer y ayudarlo a madurar. Anhelamos que nuestra alegría sea compartida contigo.

Felicitaciones, entonces, señor padrino. Desde ya ponemos en tus protectoras manos a nuestro tesoro, nuestro bebé y ahora tu ahijado.

Un Profesor Para Mi Niña

Busco desesperadamente un profesor para mi niña. No es para enseñarle nociones de química, matemáticas o biología, sino para que aprenda sobre Religión.

Necesito que su maestro tenga una conducta intachable y dé testimonio de su fe en lo que dice o hace. También conviene que tenga toneladas de paciencia, sea amable, cuente con buen humor y tenga actitudes juguetonas de vez en cuando. Para colocarlo en palabras sencillas, debe ser como un segundo papá.
¿Qué te parece si te escojo a ti? Te queremos porque cuentas con todos los requisitos ya nombrados, además de muchas otras virtudes. Di que sí y serás padrino.

Por la sangre que nos une ya somos familia, sin embargo anhelamos fortalecer los vínculos un poco más. Complácenos, te rogamos, concédenos la inmensa alegría de encomendarte a nuestra hija para que puedas guiarla hacia su Señor Todopoderoso. Por favor, apóyanos en la profesión de alfarero de almas.

Gracias por adelantado y felicitaciones. Estamos completamente seguros de que serás el mejor padrino.

Una Persona Respetable

Apreciado señor: he pensado mucho últimamente en usted. Le he recordado como una persona respetable, digna, de personalidad amable, ejemplo a imitar. En mis años de juventud le tuve como modelo a seguir e hice mi mejor esfuerzo para practicar las virtudes que vi claramente en cada una de sus obras.

Hoy ya no soy tan joven y he comenzado mi propia familia. Quiero darle lo mejor a mis hijos, entre todas las cosas, deseo ofrecerles sabiduría, confianza, fe en Dios. Usted encarna cada valor, por eso he decidido escogerlo como el segundo padre de mi hijo. Tal como lo lee, será padrino.

Espero que mi decisión sea de su grado y acepte gustoso esta responsabilidad. Es un honor tenerlo como padrino de mi niño, estoy completamente seguro de que lo hará excelente. También tengo la certeza de que su ahijado lo querrá y apreciará tanto como yo.

Felicidades y gracias por su presencia en nuestras vidas.

Estuve Pensando Mucho En Ti

Saludos, entrañable amigo, cuánto tiempo ha pasado ya. Estuve pensando mucho en ti últimamente, ya verás el porqué. Rompamos la rutina y juguemos un poco. Avanza por las palabras y guarda en tu memoria las mayúsculas de cada oración. Sí, las mayúsculas nada más, así descubrirás lo que quiero comunicarte.

Para mí eres casi un hermano, parte de mi familia. Ahora la mía ha crecido, dándole la bienvenida a un miembro más. Durante un tiempo medité a quién darle esta gran responsabilidad. Recordé todo lo que hemos vivido, las experiencias acumuladas. Incluso te comparé con otras personas cercanas, pero no tuve que pensarlo mucho.

Nació mi hija y necesita a alguien especial que le muestre el camino de la fe. Otra persona como tú no encontraré, por eso ya sabes lo que quería decirte… ¡Serás padrino!

Felicidades, espero que sientas alegría por mi decisión. Estoy seguro de que lo harás muy bien, como ya lo demuestras en cada aspecto de tu vida. Y sobre todo, gracias amigo.

Ejemplo De Amor

Lo decidí, por tu ejemplo de amor, de honestidad, de trabajo. Serás el padrino de mi hijo, y con cariño compartirás con nuestra pequeña familia nuestras funciones más preciadas de disciplina y amor, en todas las ocasiones que sean posibles.

Hoy celebro esta decisión, fue la mejor, la más esperada, porque en tus manos pongo buena parte de mi corazón. Juntos, padres y padrinos modelarán ese espíritu indómito y permitirán que la armonía domine los impulsos, aunque prevalezca el buen sentir del corazón.

Felicidades para nuestro padrino preferido, entendemos y respetamos tu compromiso. Por ello te apoyaremos en esta empresa con todo nuestro amor, conocimiento y corazón, nuestra empresa inquieta y curiosa, cubierta de chocolate y caramelo.

Gracias por compartir nuestra alegría y las futuras vivencias cotidianas, Que Dios te ilumine y te bendiga abundantemente para iniciar este camino maravilloso junto a tu ahijado.

¡Felicidades!

Mi Compadre y Amigo

Hoy puedo llamarte sin mentir, mi compadre y amigo. Tal vez no te esperabas esta noticia pero hace tiempo teníamos en mente darte este regalo, esta distinción.

Sabíamos que no dudarías en ofrecer tu compromiso pleno para esta nueva etapa que vamos a vivir, compartiendo contigo nuestra vida familiar. Ahora serás un padrino ejemplar y amoroso, como siempre lo esperamos. Gracias por tu cariño y por tu dedicación.

Tu carácter tan afable y tu generosidad plena nos hizo decidirnos para completar el círculo familiar con el don de tu presencia, de tu amistad y tu cariño. ¡Qué gran alegría! Poder compensar la educación y los valores que brindamos a nuestro/a hijo/a. Nada más adecuado y hermoso.

Felicidades, padrino, por tu alegría y energía, por tu guía armónica y amorosa, por tu paciencia y amor. Estás cultivando la mejor de las imágenes y un imborrable recuerdo que atesorará tu ahijado por siempre.

Eres Perfecto

Sin dudarlo, eres perfecto desde que te vi. Desde la primera vez que fuimos amigos tuve la impresión de que me acompañarías buena parte de mi vida. Aquí estamos hoy muchos años después, en la plenitud de nuestras vidas, a punto de compartir experiencias nutritivas y maravillosas, porque hoy decidí integrarte a mi familia formalmente y desde mi cariño comunicarte que serás padrino.

Sé que estarás orgulloso de serlo, que serás el mejor hombre, la mejor persona posible para dar ejemplo vivo de un ser humano integral y honesto. Por supuesto que también serás el más gracioso de los amigos y en ocasiones te transformarás en el más estricto de los padres, asumirás este compromiso desde el amor y con amor, como debe hacerlo alguien que se responsabiliza del otro de la mejor manera.

Felicidades entonces por este vínculo que iniciamos con la mejor de las intenciones y con la mayor esperanza.

Compartiendo Lo Más Bello

Soy papá y estoy aquí, compartiendo lo más bello de mi vida, lo más dulce, lo más puro, lo mejor.

Hoy también te hago una distinción muy especial y es que serás el padrino de mi hija porque te lo has ganado con tu sincera familiaridad.

Nadie más adecuado que tú, mi amigo, para compartir con nosotros este regalo de Dios. Realmente me emociona que podamos realizar tantas cosas positivas además de tratar de educar en familia los valores humanos, para que en un futuro nuestra niña pueda desenvolverse sin problema alguno dentro de cualquier entorno.

Que siempre tu guía tenga la dirección perfecta para poder  lograr juntos cosas grandes e importantes en cualquier ámbito donde estemos… ¡Felicidades padrino y amigo!

Celebro grandemente que podamos compartir estos hermosos y gratificantes momentos, los cuales dejarán sin duda alguna recuerdos imborrables y maravillosos.

Casi Papá

Parece mentira, pero por cariño, ya eres casi papá. Tus atenciones y ternura con los niños que siempre te rodean, el cariño sincero y la amistad que nos une, hacen que te vea como parte importante de esta familia. Por eso quiero darte la mejor de las noticias…

¡Serás padrino! Apadrinarás al ahijado más afortunado del mundo, mi hijo, quien por tener tu amor, tu protección, poseerá una fortuna maravillosa, espiritual, única e invaluable.

Me siento tan contento de compartir con nuestra familia esta alegría de saber que para ti es un compromiso real y sólido el que hoy depositamos en tus manos. Tenemos la esperanza implícita de que nos acompañes en este camino nuevo, algo desconocido pero hermoso, como lo es la crianza de un niño.

Felicidades por este vínculo que hoy afianzamos. Le pido al buen Dios que perdure en el tiempo y así nuestra familia esté siempre completa, contigo, que eres casi papá.