Infinita Generosidad

Dios, en su infinita generosidad, siempre colma a sus hijos de bendiciones y los alimenta de diferentes maneras. En la naturaleza nos brinda el sustento para el cuerpo, la comida para nuestra morada temporal. Nuestro espíritu, que también necesita de su Creador, también recibe dones para vivificarlo y fortalecerlo.

Uno de ellos es su santa Palabra, guía inconfundible para todo creyente. En ella conseguirás sosiego, apoyo, luz, consuelo, fortaleza… En fin, todo lo que necesites en tu recorrido por la vida.

Otro de los alimentos es el que has recibido hoy, el pan bendecido que es más que pan, el vino consagrado que es mucho más que vino, puesto que, oculto bajo esas formas humildes, se encuentra Jesús. Él se entrega por completo para darte vida abundante.

Conserva siempre tu pureza, atesora con cuidado la gracia de tu corazón para que el Salvador siga siendo tu mejor amigo, tu compañero y tu Dios.

¡Feliz Primera Comunión!

Momento Especial

¡Felicidades! Hoy celebramos tu primer encuentro con Jesús Sacramentado, festejamos tu Primera Comunión. Es un momento especial, ocasión única para experimentar el amor de Dios en tu vida.

Desde los primeros años tus padres y padrinos decidieron cobijarte bajo la fe de la Iglesia Católica, acercándote a la pila bautismal. Ahora, con mayor conciencia, has recibido el sacramento del Amor Supremo, porque Jesucristo se entrega por completo para alimentar a su pueblo con el pan y el vino, su Cuerpo y su Sangre. Te unes a la asamblea de los fieles, participando del banquete celestial, avanzando un paso importante en tu madurez cristiana.

Ahora, el mismo Cristo que murió en la cruz y resucitó para la salvación de todos se ha hecho un trono de indescriptible belleza en tu alma joven. Desde allí guiará tus pasos, te infundirá su Santo Espíritu, te acompañará para siempre.

Por eso, la celebración de este día no tiene comparación.

Infinitas bendiciones y felicitaciones, primocomulgante.

El Mejor Regalo

En este día tan especial, una personita maravillosa ha recibido el mejor regalo de todos: su Primera Comunión.

Ahora Jesús habita en ti, su presencia te colma de una manera singular. Cuéntale lo feliz que eres, lo importante que es tener su amistad, su paz, su amor infinito. Vive la gracia de transformarte en otro Cristo en la tierra, inicia con alegría esta nueva etapa de crecimiento en la fe.

Guarda en el baúl de tus tesoros ese instante en el que el sacerdote te entregó la Hostia Consagrada. Nunca olvides que allí escondido, invisible a los ojos pero visible para tu corazón, está el mejor amigo de todos, quien te acompañará en cada momento de tu vida terrena y en la gloria futura. Entrégale tu existencia con la confianza de que estás en sus amorosas manos.

Nosotros te acompañaremos para celebrar por todo lo alto este espléndido día, esta ocasión única. Deseamos lo mejor para ti, la máxima felicidad. Disfruta de este incomparable momento.

¡Qué hermosa Primera Comunión!

Escondido En La Hostia

Hace dos mil años un hombre llamado Jesús invitó a sus amigos a una cena. Allí realizó un milagro, el más importante: convertir el pan y el vino en su Cuerpo y su Sangre, se quedó para siempre entre los suyos escondido en la Hostia, para servir de alimento a miles de generaciones.

Hoy participas del Banquete Eucarístico por primera vez, formas parte del milagro y recibes en tu corazón a Jesús Sacramentado.

Él abre sus brazos para bendecirte, entra en tu templo para santificarte. Ahora eres su morada, su nuevo hogar. Ten la seguridad de que nunca te abandonará.

Y con la alegría de vivir ese maravilloso momento, te felicitamos de todo corazón. Que esta Primera Comunión colme tu vida de innumerables bendiciones y te ayude a convertirte en un ángel encarnado. Así seguirás repartiendo felicidad donde quiera que vayas.

¡Felicidades!

Los Ángeles Entonan Cánticos

Los cielos están de fiesta, los ángeles entonan cánticos gloriosos, los santos elevan sus alabanzas por una linda persona que hoy se acerca a Jesucristo de manera especial.

¡Enhorabuena! Después de tu preparación, podemos acompañarte en tu primer encuentro con la Eucaristía, el primero de muchos que esperamos tengas a lo largo de tu vida.

Cada Primera Comunión viene con una bendición especial, ahora llevarás a tu Salvador dentro de ti, acompañándote en cada instante, guiando tus pasos. Confía en Él en todo momento, en las situaciones buenas o malas. Verás lo bien que te irá.

Hoy, familiares y amigos nos alegramos, te felicitamos por este paso en el camino de la fe. Disfruta de este día, atesóralo entre tus memorias felices. Sonríe, celebra, experimenta la paz que solo el Altísimo puede otorgar.

Que el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo, te cubra con su misericordia y te proteja con su amor infinito.

¡Felicidades!

Se Alegra Dios

Existen muchas formas de alegrías, la de hoy es una de las mejores porque te alegras tú, se regocija tu familia y amigos, se alegra Dios con todos sus ángeles. ¿Puede haber celebración más bella? No lo creo. Así pues… ¡Feliz Primera Comunión!

Disfruta de este día único con todas las bendiciones que traerán para tu vida. Aprovecha la presencia especial de Jesús Sacramentado en tu corazón para transformarte en una persona más hermosa, amable, solidaria, bondadosa y valiente. Ya tienes un poco de todos esos valores, cultívalos para que den mucho fruto en este mundo tan necesitado.

Recuerda que Dios te acompañará siempre en cada paso que des. Confía incondicionalmente en su amor, entrégate en sus brazos, verás ocurrir maravillas en ti y en los que te rodean.

Eres un ángel. Te amamos. Recuerda con cariño esta Primera Comunión.

Su Tiempo Es Perfecto

Dios te ha esperado pacientemente a que acudieras a sus brazos.

Su tiempo es perfecto y su voluntad siempre se cumple a la vez que te permite tomar tus propias decisiones con entera libertad.

Por eso, aunque hayas dejado la niñez atrás y ya la inocencia de esos primeros años no te define, sigue siendo una Primera Comunión muy especial.

Has dado ese paso con mayor conciencia, recibes a Jesús Sacramentado desde una fe más madura y seria. Felicitaciones.

Es esta ocasión maravillosa entiendes el infinito amor de Aquel que se convirtió en alimento para sus discípulos. El mismo que se empequeñeció para esconderse en la humildad del pan y del vino, se alejó de sus alturas celestiales para hacerse el más pequeño de todos y así acercarte a su corazón lleno de misericordia.

Agradece, alégrate, celebra y disfruta este primer banquete junto a tus familiares y amigos.

Que Dios te conceda muchas bendiciones con esta comunión y te acerque cada vez más a Él.

Reino De Los Cielos

Hubo una vez, hace miles de años, un hombre pidiendo que dejaran a los niños acercarse a su presencia, porque de los que eran como ellos pertenecía el Reino de los Cielos. Tú, criatura de Dios, aun viviendo esa hermosa niñez, eres un ejemplo de los que se ganan el corazón del Supremo Creador.

Hoy te has acercado a ese Jesús desde tu inocencia, tus travesuras, tu curiosidad insaciable, tu energía, tus aciertos y errores. Por sobre todas las cosas, has decidido recibir al Rey de reyes con la mayor disposición y alegría, para que viva en tu corazón por siempre.

Deseamos que esta Primera Comunión sea una ocasión única por su belleza y por su significado. También esperamos que te acerques muchas veces al Sacramento del Amor, porque Jesucristo estará en todo momento dispuesto a entregarse en su Cuerpo y en su Sangre.

Felicitaciones y bendiciones en este extraordinario día. Que los ángeles te acompañen y guíen tus pasos hacia Dios. Te queremos.

Como Un Ángel

Tú siempre te has portado como un ángel y después de este maravilloso día, estás más cerca de Dios… Felicidades por tu Primera Comunión.

En este momento, los querubines entonan sus más bellos cánticos de alabanza, los santos celebran en el cielo porque tú te has encontrado con Jesús, nuestro Salvador y le has invitado a entrar en tu corazón. Él, que siempre desea habitar entre sus fieles, ha aceptado y por eso, ahora tiene su morada en tu preciosa e inocente alma. ¡Alabado sea Dios!

En este clima de alegría y bendiciones, tus seres queridos, tus amigos, nos reunimos para compartir tan linda celebración. Deseamos que disfrutes de un excelente día y que esta Primera Comunión sirva de apertura para muchos encuentros más con el Dios que te ama profundamente.

Conserva el recuerdo de este evento toda tu vida, atesóralo entre tus memorias más preciadas.

Recuerda que Jesucristo te acompañará cada instante con su amor y misericordia.