Hoy Serás Padrino

Hoy adquieres tu primer compromiso formal, hoy serás padrino. Te felicito por la madurez que demuestras. Ya no vivirás sólo para ti. Recuerda ser fiel a tu compromiso, no sólo en tu preparación y presencia en la ceremonia. Tu corazón debe ampliarse a esta nueva realidad, pues desde ahora hay un proyecto de vida que de alguna forma depende de ti.

Así como preparas tu apariencia exterior, prepárate también interiormente. Acoge esa vida y siéntete responsable por ella. Llegará un día en que, de una forma u otra, deberás hacer ejercicio de esa responsabilidad. Tómala en serio…

A Lo Compadre

A falta de padres, buenos son los padrinos…y el vínculo entre padres y padrinos se respeta sagradamente. Son los famosos compadres, que forman parte de todos los acontecimientos familiares que rodean la vida de un niño, o de una niña. Y lo hacen “a lo compadre…”

Por eso, hoy quiero saludar con cariño a mis padres y también a sus compadres, mis padrinos.

El amigo y compadre de mi padre es sólo un ser humano, pero es lo más parecido que hay a un familiar…felicito a mi padrino, por ser un buen compadre y también por ser un buen amigo.

Se Busca Padrino Para Hermosa Bebé

En la ventanilla de la maternidad del hospital del pueblo, cuando visitabas a tu primer hijo, recién nacido, viste un sencillo letrero: “se busca padrino para hermosa bebé”. “¿Qué sucede ahí adentro?” preguntaste.

Iban a bautizar de urgencia a una pequeña que nació prematura y con pocas probabilidades de sobrevivir. No lo dudaste un instante, te ofreciste de padrino, y así llegaste a ser parte de mi vida, hasta hoy… te felicito, porque no pensaste sólo en ti.

Por tu generosidad y porque la fe mueve montañas, hoy estoy aquí para dar testimonio. Tu hijo y yo somos la parejita que siempre quisiste tener, y…”colorín colorado, este cuento se ha acabado.”

 

Padrino, Gracias Por Encargarte De Mí

Tenía muchos sueños, y también las aptitudes para cumplirlos, pero sin tu apoyo habría sido imposible alcanzarlos. Padrino, gracias por encargarte de mí…llegó un momento en que faltó el apoyo de mi familia natural, y entonces te tuve a ti, que te hiciste responsable por mi futuro.

Te felicito. No todos los padrinos toman tan en serio esta responsabilidad…en nombre de los lazos de afecto que te unían con mis padres, decidiste tomar en tus manos lo que ellos no pudieron seguir haciendo, aunque no siempre fue fácil…soy consciente de eso, y por eso, doblemente, hoy te lo agradezco de corazón.

Apadrinar Es Compartir Tu Paternidad

Había muchos niños y niñas que necesitaban de ti…y tú quisiste comprometerte con ellos. Te felicito. Apadrinar es compartir tu paternidad…quizás no aparecerás en las páginas sociales, ni te invitarán a una gran fiesta, pero verás, más temprano que tarde, que tu apoyo material y espiritual darán frutos.

Ser padrino de una obra social es como compartir la alegría de ser el dueño de casa en una gran familia. Ellos no podrán retribuirte, pero sus logros personales los deberán a la gente como tú…y verás prolongada tu paternidad más allá de lo que pensabas.

Mi padrino! eres genial y estoy muy feliz!

 

Felicitaciones, Eres El Escogido

Felicitaciones, eres el escogido… quiero pedirte que seas mi padrino. Pensé en ti para que me representes, y guíes mis pasos en este camino que escogí. Piensa bien en tu respuesta, porque no es sólo un compromiso social. Agradeceré que respondas con toda libertad y sinceridad.

Te parecerá infantil, pero no puedo dar este paso sin tu ayuda. No me refiero sólo a tu compañía en esa fecha memorable, sino también a formar parte de las personas por quienes rezas constantemente, y a quienes aconsejas cuando lo necesitan. ¿Quieres ser mi padrino?

Yo quiero que seas mi padrino! Eres lo mejor! gracias por acompañarme!

 

Hoy Está De Cumpleaños Mi Padrino

Nunca, hasta hoy, había sentido la necesidad de felicitarte especialmente por un año más de vida. Pero hoy, mirando el calendario, caí en la cuenta: hoy está de cumpleaños mi padrino. En un día como hoy, viniste al mundo para cumplir una misión, de la cual yo soy parte importante.

Feliz cumpleaños, padrino…es muy fácil recibir saludos y regalos, y cuántas veces nos olvidamos de retribuirlos…tú me hiciste un regalo importante el día que aceptaste representarme ante Dios y los hombres. Por la generosidad y desprendimiento con que aceptaste ese compromiso de amistad, hoy te felicito y agradezco.

Nuevamente feliz cumpleaños y que seas muy feliz!

Después De Mi Padre, Mi Padrino

Cuando pienso en las personas que más han influido en mi vida en los momentos decisivos, se repiten en mi mente dos figuras importantes: después de mi padre, mi padrino. Sí, hoy quiero felicitar al padrino elegido para ser su compadre, y por lo tanto, mi segunda figura paterna.

Porque la educación comienza en el núcleo familiar, y la formación no termina nunca, son necesarias muchas personas que a lo largo de la vida nos hagan ver, con su vida y sus obras, lo que significa decir al buen Dios “Padre Nuestro”. En mi vida hay dos personas que sobresalen: después de mi padre, mi padrino.

Felicito A Mi Padrino

Felicito a mi padrino, porque quiso asumir, libremente y tan sólo por cariño, un compromiso para siempre ante Dios y los hombres: el de ser testigo, garante y guía de mi propio compromiso.

Felicito a mi padrino, que avaló con su presencia y con su firma uno de los acontecimientos más grandes de mi vida, y quedó para siempre su imagen en nuestro álbum familiar, como parte importante de los amigos de la familia.

Felicito a mi padrino, que siempre estuvo atento a mis necesidades, para que mis sueños se convirtieran en realidad.

Siempre Respondes Por Mí.

Padrino, siempre has estado presente, siempre respondes por mí… desde que fuiste elegido para representarme y guiar mis primeros pasos…y te has hecho recordar en las fechas importantes de mi vida, con un presente, una palabra cariñosa, un saludo especial.

Eres persona de confianza, a ti recurro en busca de consejo, como lo haría con mi padre. Sé que puedo contar contigo en caso necesario, porque libremente aceptaste ser mi apoyo; sin ningún lazo de sangre, sólo por amistad…te felicito por eso. De ti aprendí que vivir en familia no es vivir en una isla, todos somos parte de este vínculo de amor.