Has Ganado El Primer Premio.

Felicitaciones, has ganado el primer premio… nunca pensaste que por colaborar con una institución de beneficencia, te verías favorecido con un regalo semejante…disfruta de tu juguete electrónico, te lo has ganado.

Eso te animará a ser aún más solidario, pues te quedará por mucho tiempo el sabor del triunfo en la memoria… mientras puedas hacerlo, seguirás ayudando a los que más lo necesitan.

No olvides también agradecer al cielo por quienes donaron el regalo, y por haber resultado favorecido; pues un premio obtenido al azar, es un regalo de la amorosa providencia del buen Dios.

El Premio Al Mejor Jefe.

Felicitaciones, la gerencia le ha otorgado a usted el premio al mejor jefe. Entre todos los empleados le hemos elegido; por ser quien sirve silenciosamente, pero en forma activa y eficaz, a las necesidades de la empresa y de sus trabajadores, optimizando nuestro trabajo y tratando bien a su personal.

Siempre es usted quien nos da ejemplo de rectitud y franqueza, así como de fiel cumplimiento de las reglas de la empresa que nos pide cumplir a nosotros; por lo cual confiamos en usted y en sus dotes de mando…es un agrado trabajar con usted.

El Premio A La Mejor Secretaria

Hoy recibiste el premio a la mejor secretaria. Te felicito…fuiste seleccionada por tus compañeros y por tu jefe directo, quien reconoció ante la gerencia las cualidades y características que te hacen merecedora de este premio; que se da a la secretaria que no sólo demuestra eficiencia y eficacia, sino también calidad humana.

Es una merecida distinción, que compensa en parte las agotadoras horas de un trabajo que a veces es incomprendido por algunas personas, que sólo ven en ti una linda figura o una fuente de trámites burocráticos…hoy la vida te sonríe, por fin. Realmente te mereces este gran reconocimiento!

Has Recibido Un Premio

Hoy has llegado feliz de la escuela: has recibido un premio por tu participación en clase, te has destacado por encima de tus compañeros, y fuiste reconocido por ello…felicitaciones hijo, son esos pequeños estímulos los que nos motivan, desde pequeños, a crecer en la confianza de ser aceptados y en la seguridad de ir siempre por el camino correcto.

He colgado tu premio entre los trofeos familiares más preciados, porque como padres compartimos tus alegrías al igual que tus penas, estamos siempre contigo, sabemos valorar tus esfuerzos, y nosotros también te premiaremos, con ese juego de lápices que querías tener.

El Premio Es Para Ti

Hoy elegimos al mejor estudiante, y el premio es para ti; pues pese a que avanzas con dificultad, mientras otros viven para el estudio, tú estudias para la vida…te entregamos tu merecido diploma de honor, que certifica que has sido elegido por unanimidad…recibe nuestras más sinceras felicitaciones, te recordará las etapas que superaste.

No es un obstáculo ser dismovilizado para ser un buen estudiante, los verdaderos obstáculos están en la no aceptación de esta situación, tanto de nuestra parte como de parte de los demás… tú venciste esos obstáculos, por eso ahora eres el mejor y te has ganado este reconocimiento.

El Mejor De Los Premios

Has llegado a la meta más alta, has obtenido el mejor de los premios: fuiste elegido para una gran misión…has respondido a este llamado, y pese a la renuncia que te exigía, decidiste seguir tu vocación. Y el tiempo ha ido demostrando que no te equivocaste en tu elección: hoy, tú mismo te asombras, y te preguntas cómo pudiste hacerlo…

Fuiste un instrumento en las manos de Aquel que te envió, no cabe duda que tú solo no estarías recibiendo hoy este galardón… fue la Vida, con mayúscula, quien, aliada contigo, transformó tu corazón.

Este Premio No Fue Comprado

Ganaste el premio al mejor deportista. Te felicito, no fue comprado a través de un billete de lotería, de una rifa, o por participar en un sorteo: fue obtenido a través de tu constancia, esfuerzo, camaradería y fe en la vida sana. La disciplina fue tu principal aliado.

No fue sólo por tu cantidad de medallas, ni por los logros obtenidos; fue principalmente por tu juego limpio, por compartir tu experiencia con jugadores más jóvenes, lo que te llevó a ser mejor persona, y a centrarte con todas tus fuerzas en trabajar en equipo, para compartir el triunfo con los demás.

Ganar

Si hay algo que nos guste a los seres humanos es ganar cosas. Recuerdo cuando en nuestra niñez nos entusiasmaba participar en las rifas, competencias, juegos… Siempre con los ojos puestos en la medalla, el premio, la recompensa.

¡Qué ilusión sentíamos al ganar! ¡Qué tristeza experimentábamos al perder!

Poco a poco fuimos aprendiendo que la mayoría de los logros se alcanzan con trabajo y que la suerte suele ser esquiva con muchas personas.

Sin embargo, nunca se pierde la esperanza, ¿verdad? Por eso te felicito con sincero corazón y comparto la emoción de esta grata sorpresa. Preparé un sencillo acróstico para celebrarlo. ¡Te lo mereces!

Parece mentira que te hayas ganado un premio.

Regocijo y alegría colman tu corazón en este venturoso momento.

Esperamos que lo disfrutes y aproveches de la mejor manera.

Muchos participaron pero fuiste tú quien alcanzó la meta.

Imaginamos tu sorpresa al enterarte de la excelente noticia.

Ofrecemos un brindis por tu felicidad presente y por tu prosperidad futura.

La Persona Con Más Suerte

Eres la persona con más suerte que conozco en el planeta, siempre te lo he dicho.

Me parece que ya es la hora de compartir tu secreto. Apiádate de tus seres queridos y explícanos cómo has hecho para recibir tantas cosas buenas en tu vida y, para colmo, ganarte semejante premio. ¡Felicitaciones!

No pienses que sentimos envidia o malestar por tu buena fortuna. ¡Nada de eso! Nos alegramos muchísimo, tanto que decidimos preparar una fiesta con motivo de esta ocasión feliz. Además, esperamos que nos expliques con lujo de detalles los planes que tienes para disfrutar tu premio.

Te confesamos, con algo de vergüenza, que guardamos una pequeña esperanza de estar incluidos en esos planes. No nos defraudarás, ¿verdad?

Ahora, empecemos el festejo y brindemos por tu buena suerte. Que te dure toda la vida y se extienda a tus familiares, amigos y todas las personas que te aprecian sinceramente.

¡Te amamos!

Qué Suerte Tienes

¡Vaya, qué suerte tienes! Ni tú te lo crees, ¿verdad? Nosotros tampoco. Mientras asimilamos la excelente noticia, podemos celebrar un poco. Además, tenemos la oportunidad de planear con mucho cuidado lo que vamos a hacer con ese premio ganado. Sí, leíste bien, “vamos”, en plural. No pretenderás disfrutar ese premio sin incluir a tus amigos…

Ten por seguro que contarás con los mejores consejos, las ideas más geniales y los planes más sensatos para aprovechas tu buena suerte. Queremos lo mejor para ti y sabemos que no es fácil tomar ciertas decisiones. Nosotros te lo haremos muy sencillo.

Puede ser que en este momento sientas el corazón acelerado. Tranquilízate, somos tus amigos sinceros, queremos lo mejor para ti. Solo pretendíamos bromear y hacerte reír un rato. El único consejo que queremos darte es el siguiente: disfruta como te plazca ese jugoso premio. Te lo mereces por ser tan especial. Brindemos por un futuro maravilloso.

¡Felicitaciones!