Tía Otra Vez

A veces se piensa que una etapa de la vida ha concluido y que en algún momento empezarás a desempeñar otros roles, acordes con los años y las experiencias vividas.

¿No entiendes de qué estoy hablando? Pues que ya creías completo el número de sobrinos y te ha llegado una princesita para destronar al más consentido de la familia. ¡Eres tía otra vez!

Así que, cuando todos los hijos de tus hermanos quieran visitarte al mismo tiempo, tendrás que alquilar un salón de festejos para que puedan entregarte el cariño que te mereces. ¡Felicidades!

Deseamos que disfrutes este momento como una mujer colmada de alegría e ilusión por la nueva bebé. Que la recibas en tus brazos con el mismo entusiasmo que has tenido por cada uno de tus sobrinos y que, cuando sea grande, llene tu vida de sonrisas, frases divertidas y muchas travesuras.

Sabemos que eres una tía especial y que lo seguirás siendo toda tu vida.

Bendiciones para ti.

Entusiasmo Y Expectativa

Las familias, ya sean grandes o pequeñas, suelen emocionarse cuando llega un bebé. Padres, abuelos, primos, hermanos, todos a su manera se preparan para dar la bienvenida más cálida, la recepción más especial. Seguramente tú, en el rol de tía, compartes tu propia dosis de entusiasmo y expectativa.

Queremos unirnos a la fiesta y felicitarte por ese sobrinito que llega a multiplicar la dicha de sus seres amados. Tus propios retoños conocerán al nuevo miembro de su equipo de juegos, tendrán otro aprendiz para el curso de travesuras infantiles.

Esperamos que este pequeño ser, además de ampliar la familia, fortalezca los lazos de amor ya existentes. También rogamos para que siempre tenga salud y crezca inteligente, poniendo su toque personal al mundo.

Celebremos, entonces, este maravilloso acontecimiento. Disfruta de tu nuevo sobrino, regocíjate con su vida y acompáñalo como lo has hecho con los demás pequeños. Tú, la tía más adorada.

¡Felicidades!

La Mejor Tía

Para quienes no tienen hijos, la vida envía a los sobrinos. Ellos hacen tu existencia más divertida, evitan el aburrimiento y la monotonía que puede traer a veces la soltería… Es broma, en realidad queremos, con este mensaje, felicitarte porque hay un nuevo miembro en tu familia que te ha permitido renovar el título de la mejor tía.

Imaginamos que tu emoción no tiene límites, ahora que ha terminado la espera del bebé. ¿Te has puesto a pensar en cómo será tener a tus propios hijos? Ya llegará tu momento, seguramente. Mientras tanto, compartimos tu felicidad y deseamos que disfrutes mucho tanto del nuevo angelito como de los otros sobrinos que ya alegran tu vida.

Continúa siendo la tía especial, dulce, cariñosa, optimista que adora a los hijos de tus hermanos. Celebra de todo corazón esta ocasión tan feliz junto con la familia del recién llegado.

Felicidades, salud y prosperidad.

Una Verdadera Bendición

Esta gracia de Dios enviada hoy a ti es una verdadera bendición.

Qué bella noticia recibes hoy, serás tía. Compartirás toda tu protección y amor con este regalo que el universo te envía.

Agradecida estás con el creador por compartir contigo esta bendición, y lo honrarás con tu servicio de amor por tu futuro sobrino. Sé que lo harás de la mejor manera posible.

Felicitaciones porque serás una tía amorosa y maravillosa, participarás como nadie en esta aventura fortaleciendo la vida y el amor familiar.

Qué emoción poder imaginar sus facciones, su carácter, su voz. Buscar en cada miembro su parecido familiar para incluirlo indefinidamente en su historia de vida.

En cada momento, desde hoy, estará en todas tus conversaciones, en tus rezos por las noches, en tu preocupación por sus padres. Tu vena protectora se ha activado y ya estará siempre conteniendo todos estos afectos.

¡Felicidades, futura tía!

Hermosa Futura Tía

Esta mañana te despiertas y luces especial, una noticia le ha dado luz a tu rostro. Hermosa futura tía. Te sorprende esta revelación, pero te alegra saber que serás parte de un proyecto de vida muy especial. Un futuro ser hermoso, regalo de Dios y de la vida.

Cuánta esperanza se percibe en el ambiente, cuánto cariño, cuánta protección. Esta tutela será toda la vida. Agradecida estás al ser supremo por esta distinción, por este nuevo amor.

Felicitaciones, futura tía, lo harás impecable y armoniosamente, serás la mejor tía, como has sido la mejor en todo lo que haces. Tu misión de cuidado y custodia en la vida de este amado ser será significativa.

Pido humildemente al arquitecto universal que te colme con los dones de la paciencia, el amor y la sabiduría; de bendiciones de salud y prosperidad a ambos para que juntos puedan vivir todo lo que les aguarda de la mejor manera posible.

¡Felicidades, futura tía!

El Regalo Prometido

Lo esperabas hace algún tiempo y por fin llegó. El regalo prometido. Aún no eres madre y sin embargo, cuántas veces soñaste con ser partícipe de la sonrisa y los juegos de un niño, de una niña…

Hoy el universo premia tu constancia, tus anhelos, serás tía. Cuanta alegría y emoción bullen incesantemente hoy en tu pensamiento y en tu corazón.

Aún no conoces a esta adorable criatura y seguramente ya estás haciendo planes para compartir su vida, con experiencias plenas de amor y belleza.

Falta poco para que sea realidad ese anhelado momento, no tengas prisa… Pronto la familia podrá disfrutar de ese regalo tan hermoso de la vida y del amor.

Felicitaciones a esta ilusionada futura tía, llena de sueños, planes y buenas intenciones. Seguramente serás la mejor de las tías, la más amada, la más amorosa y consentidora.

¡Felicidades en esta etapa de tu vida!

Comienza Tu Misión

Hoy se hace consciente este saber y esta revelación esperada. Hoy comienza tu misión protectora y amorosa. Serás tía. ¡Qué noticia tan grata! Una gran bendición estás por recibir en cuanto se produzca este anhelado alumbramiento.

Sin embargo, ya te apropias de tu rol y preparas cuidadosamente el recibimiento de este nuevo ser, quien seguro iluminará las vidas de todos quienes lo conozcan.

Qué bonito tener tanto futuro por delante, tantas ilusiones, tantas próximas alegrías, compartirás vivencias, aventuras, confidencias. Te felicito porque sé que serás una tía muy especial, apoyarás en todo cuanto se necesite, y también ampararás con tu cariño incondicional a tu protegido y bello regalo de Dios.

Esta misión, quizá la más difícil, tal vez la más delicada, sin duda la más bella, hará de ti un ser humano muy especial y particular. Que tu influencia sea benévola.

¡Felicidades, futura tía!