Quiero Darte Las Gracias

Como tu hija, papá, quiero darte las gracias por tu ejemplo, porque me has ayudado a saber cómo es el amor que se le debe dar a una mujer, cómo un hombre la debe llenar de afectuoso caballerismo, tierna fuerza de guía y respetuoso amor.

Se dice que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. Papá, creo que mi gran hombre eres tú y espero no estar en otro lugar que no sea a tu lado para que puedas abrazarme siempre.

Quiero también permanecer así a tu lado, siempre siendo tu querida pequeñita porque aun cuando pasen años y años, eternamente necesitaré de ti.

Padre, aunque vendrán muchos hombres importantes en mi vida como mi esposo y mis hijos, quiero que sepas que todo el tiempo tú serás el número uno porque sé que puedo contar contigo en todo momento.

Felicidades en tu día y gracias. ¡Te quiero mucho papá!

Padre

Padre, hoy que se te celebra hay tanto por lo que quiero agradecerte que no sé si podré expresarlo de una forma adecuada. Deseo que sepas cuánto te quiero y lo mucho que me hace bien saber que cuento siempre contigo. Aun cuando sé que me faltarán las aptitudes, empezaré:

Gracias papá porque siempre me has hecho sentir protegida por un valiente.

Gracias porque a tu lado cualquier problema que estuviera pasando parecía poco, pues me inspirabas fuerza y coraje.

Gracias por dejarme luchar mis propias batallas pero con tu sabia estrategia como guía.

Gracias por hacerme sentir protegida como una niña pequeña pero respetada como una mujer independiente.

Gracias por mostrarme el tipo de hombre que debo tener en mi vida en tu ejemplo de padre amoroso.

Gracias por todo lo que me has dado.

Por esto y mucho más papá, quiero felicitarte en tu día y pedirte que tú también me felicites… Ya que cuento con el mejor padre del mundo.

Cuando Era Niño, Papá

Cuando era niño, papá, yo no quería ser como Superman, no quería ser como Batman o cualquier otro superhéroe… Quería ser como el hombre que veía levantarse temprano para ir a trabajar todos los días, ese mismo que jugaba conmigo después de su jornada laboral y que nos daba tantas cosas necesarias: quería ser como tú.

Padre, eres mejor que cualquier superhéroe y eso lo he sabido desde pequeño, gracias por todo ese amor que me diste desde mis primeros años de vida.

Hoy, cuando soy más grande, con el paso de los años me doy cuenta de que ese deseo de ser como tú ha ido creciendo, porque tu ejemplo es y será un modelo de vida que solamente los valientes se animan a llevar. Eres de las personas que tienen como prioridad a sus hijos y considera como lo más importante darles lo mejor que se pueda.

Para un papá único, unas superfelicidades en su superdía.
¡Pásala superbien padre!

Muy Significativo

El día del padre es muy significativo para mí, porque no solamente te celebro a ti, papá, como lo he hecho cada año, sino que también aplaudo a un hombre por el que siento un gran respeto, un orgullo inefable y un cariño que crece cada vez más.

Papá, escogí la palabra aplaudir porque no me imagino otra cosa que no sea una ovación de pie cuando recuerdo la forma en la que me has educado, la manera en que me has dado y demostrado tu amor a través de los años, con palabras de sabiduría y de fuerza.

Un hombre no es grande por sí mismo sino por todo lo que ha enseñado a sus hijos, por el ejemplo significativo que das cada día. Quiero decir hoy en tu día, papá, que eres gigante. Espero convertirme en un hombre que te llene de orgullo diariamente.

Te quiero papá… ¡Felicidades en tu día!