Gracias Comerciante

Tú importante labor es una de las más antañas de la sociedad, y en la actualidad sigues llevando esa bandera en alto, permitiendo que la vida humana tenga el sustento que necesita. Por ello debemos decirte un gigante: Gracias Comerciante.

¿Qué sería de las demás áreas de la sociedad sin que tú les brindes los productos y servicios? seguramente el mundo estaría estancado. Con la laboriosidad que te caracteriza te empeñas en brindarnos lo que necesitamos. Siempre en la constante búsqueda de la renovación y el crecimiento de tu negocio, con el único interés de cumplir con las expectativas de las personas.

La mayoría de las veces sabes lo que estamos necesitando cuando vamos a tu local, nos escuchas y nos das excelentes recomendaciones. Estas siempre atento y detectas nuestras carencias.

Te animamos a seguir vigorizando nuestra economía. Tu labor es prioritaria y transcendental.

¡Muchas felicidades en tu día!

Feliz día del Comerciante

Si nos detenemos a mirar nuestra mundo llegamos a la conclusión innegable de que tú rol traspasa las fronteras, acercándonos a otras culturas y tecnologías.

Feliz día del Comerciante !!!

Te ocupas de traer hasta nosotros muchos bienes que de otra manera no tendríamos al alcance. Además, eres como un puente porque nos unes con las industrias y compañías productoras. Te encargas de colocar en nuestras casas los utensilios, alimentos, servicios y equipos que son necesarios para que nuestro mundo siga funcionando.

Eres también un pilar importante de la sociedad; Por tal razón queremos que sigas emprendiendo nuevas negociaciones y buscando modernizar los productos que nos brindas. Sabemos que muchas veces te llegan a definir de forma errónea, pero hoy colocamos sobre tu pecho un reconocimiento por la indispensable labor que desempeñas y te animamos a que no dejes de hacerla.

No te desanimes ante la escasez o la crisis de la economía, porque a todo mar agitado le llega la calma.

Una Tarea Humana

Nos complacemos en felicitarte por la distinguida forma en que realizas tu trabajo como comerciante. Guerreando cada día con las dificultades económicas y las variaciones del mercado. Lo que haces es una tarea humana que no tiene precio.

Es admirable la actitud tan servicial con la que recibes a tu clientela, dándoles un trato amable y cordial. Por lo general eres el primero que llegas al negocio y el último que se va. Tú gran dedicación se desborda del vaso.

Iniciaste colocando un bloque sobre otro, entendiendo que solo con empeño y constancia llegarías a ver a tu empresa prosperar.

Venciste tus miedos y forjaste un negocio que alcanza el objetivo principal, buscar soluciones a las necesidades humanas permitiendo que todas las otras cuestiones de la vida diaria como: comer, trabajar, divertirse y dormir, se lleven a cabo con éxito.

En este día nos llenamos de gratitud por tu labor, y esperamos que la sigas realizando con denuedo y tenacidad.

¡Felicitaciones!

Comprometido Con El Servicio

No logro imaginar ir al mercado y no encontrar mis productos en la estantería, algunos tan comunes como la leche, el queso o mi café favorito. Algunas personas creemos que todo lo tenemos de en forma automática, pero detrás de una despensa llena estás tú:

Un comerciante comprometido con el servicio.

Te levantas muy temprano durante la mayoría de los días del año, abriendo tu lugar de trabajo para que así tengamos a disposición todos los servicios y los productos imprescindibles para el transcurso de nuestra vida y subsistencia.

Compras y vendes para servirnos, más que para servirte tú de ello. Estás consciente de lo necesaria que es tu labor porque además son muchos los empleos que derivan de ella.

Por eso hoy, Día del Comerciante, queremos enaltecer tu valiosa responsabilidad. Deseando que continúes en la constante búsqueda de tu progreso, y crecimiento como ser humano, y también como profesional.

Mil felicitaciones.

Bellas Virtudes

Ser Comerciante es una tarea colmada de bellas virtudes. Una de las mejores es que logras salir con astucia de los momentos críticos. Cuando vienen los vientos fuertes no huyes a resguardarte, sino que vas y construyes un molino.

Las barreras que se interponen en el desempeño de tu profesión no te hacen retroceder, sino que sigues hincado fuerte sobre tu compromiso por llevar a las personas bienes y servicios de calidad que cumplan con sus necesidades. Admiramos tus esfuerzos para reinventarte cada vez que lo debes hacer, sin miedo a perder.

Gracias por tú empatía, porque puedes identificar nuestras necesidades y entenderlas, de manera que siempre consigues darnos soluciones correctas.

Estas virtudes son las que permiten al mundo un crecimiento continuo, y por eso queremos seguir contando contigo. Deseamos que tus negocios vayan de éxito en éxito, perdurando en el tiempo.

¡Felicitaciones!