En Mi Corazón Y En Mi Pensamiento

Tú, mi madre amada, siempre estarás en mi corazón y en mi pensamiento. Porque los grandes amores de nuestra vida siempre permanecen insustituibles e inalterables a través del tiempo.

Las manos unidas, el corazón alegre, surge el recuerdo de mi infancia, imborrable y llena de cariño. Me traslada tu amor constante a tardes de lluvia con pan y mantequilla.

Hoy quiero darte una felicitación por todos tus desvelos, por tu educación amorosa, por tu calor maternal.

¡Felicidades en este día maravilloso! ¡Feliz día de la madre!

Te toca disfrutar y relajarte, amar a tus amados, comer platillos sabrosas, hablar con las personas que te agradan, bailar sola o con todos. Hoy te toca vivir a plenitud.

Brindaremos juntos por tu felicidad plena, haremos votos de amor y felicidad. Hoy serás más joven y yo más niño.

Deseo sinceramente que disfrutes de esta fiesta de amor que se da en tu honor.

Te amamos.

El Regalo De Tenerte

Hace mucho tiempo que crecí, maduré, y hasta tengo mi propio grupo familiar, sin embargo, siempre estoy recordando el regalo de tenerte junto a mí aquí y ahora.

Es tan maravilloso contar con la persona más amada, admirada, para que camine a nuestro lado disfrutando de todas las cosas hermosas de la vida, compartiendo experiencias en medio de un inmenso amor.

Por todas esas cosas, te deseo, madre querida, ¡muchas felicidades este día! Que todos los ángeles del cielo digan amén, cuando sea para tu bien. Que el universo diga sí a todos tus deseos y que siempre tengas contigo el gran amor que te profesan los tuyos, amor que no tendrá límites ni distancia.

Festejemos con mucha alegría este don y brindemos por tantas cosas lindas que hemos compartidos juntos. Merecemos este espacio de encuentro y celebración, nos toca hacerlo una hermosa y alegre realidad.

¡Feliz día de la madre!

Honrándote Intensamente

Antes de reunirme contigo estoy pensando, recordando tantas vivencias y memorias positivas que vivimos juntos y aquí estoy solo, honrándote intensamente madre amada.

Lo mejor de mí proviene de ti, de tu genética, de tus enseñanzas en valores, de tu ejemplo integral que a diario siempre recibí. Sobre todo proviene de tu inmenso amor.

Cómo no honrarte entonces, dama admirada, cómo no amarte si ese amor es el combustible que impulsó toda mi vida en todos los tiempos y aún lo sigue haciendo.

¡Feliz día de la madre! ¡Felicitaciones en esta ocasión tan especial! Es el momento cuando yo espero satisfacer todas tus expectativas con mi cariño que impulsa todas las acciones realizadas para agradarte, para demostrarte nuestro genuino amor, nuestro homenaje.

Que Dios nuestro señor permita siempre que gocemos de tu compañía muchísimos años más, para poder agradecerte en este día especial y devolverte un poco todo el amor que siempre nos entregas.

Refugio De Tus Brazos Cálidos

Desde siempre, cuando a tus hijos nos sucedía algún imprevisto, algún problema, algo de tristeza o depresión, el refugio de tus brazos cálidos era la mágica solución. Allí nos sentíamos amados, felices, seguros y fuertes frente a cualquier contingencia que pudiese ocurrir.

Aún hoy que estoy grande, al tener algún contratiempo, una pena, busco hasta en sueños el amparo de tus brazos, los mismos que me abrazaban cuando era pequeña. Hoy que estamos juntas no perderé la oportunidad para fundirme en esos brazos amables, compasivos, generosos de mi madre, como lo haré siempre mientras dure nuestra existencia terrenal.

¡Felicidades en tu día! ¡Feliz día de la madre! A mi ancla salvadora y amorosa, mi maestra infinita, a quien amo tiernamente con todo mi corazón.

Celebro contigo esta ocasión alegre y espero que todos los deseos de tu corazón sean cumplidos. Yo, por mi parte, brindo por tu salud y prosperidad en todos los sentidos.

Agradeciendo Tu Vida

En este día tan especial que celebramos, no puedo menos que estar constantemente agradeciendo tu vida. La hermosa acción amorosa que ejerces continuamente en tus hijos y en todos cuantos te rodean. Agradezco que seas mi madre, agradezco tu presencia en el mundo y en mi existencia, agradezco todo tu amor.

Como me has regalado tanto, yo no puedo menos que corresponder con mi cariño, mis ofrendas y atenciones para ti, madre amada, simplemente madre.

¡Felicitaciones en este día tan especial y hermoso! ¡Feliz día de las madres! Sé que el universo con su magnífica generosidad retribuirá con creces tu amor sincero, tus cuidados y tu dedicación.

Amada madre, hoy brindaremos por ti, por tu felicidad, por tu salud, dicha y abundancia plena. Nuestros mejores deseos subirán al cielo con todas las fuerzas de los corazones de quienes te amamos.

¡Simplemente, disfruta y sé feliz!

Madre, Quiero Felicitarte En Tu Día

Madre, quiero felicitarte en tu día y no solo eso, también quiero dedicarte estas letras y agradecer por tus regaños, por la forma en la que me exhortabas y por la manera en la que has demostrado tu amor por mí a través de la corrección en cada una de mis decisiones.

Gracias mamá, porque entre abrazos y cariñosos besos, tus sabias palabras siempre me han acompañado en la vida. Tu gran amor constantemente se manifiesta de tal forma que nunca la corrección ha sido dura, sino endulzada con tu miel de ternura y cariño para con tus hijos.

Detrás de cada gran hombre siempre hay una gran mujer, mamá, y esa gran dama eres tú, que con tus enseñanzas me has forjado para ser el hombre que hoy soy, y por eso te estoy profundamente agradecido.

Felicidades mamá en tu día, felicidades por ser la mejor madre de todas.

Mamita Querida

Mamita querida, te llamo así porque el cariño y la ternura que me despiertas son infinitos. Mi corazón y mi mente están llenos de memorias que abundan en amor, en dulzura y sinceros besos para ti.

No sé qué es más dulce, mamá: la miel, los néctares, los pasteles o tu amor de madre. Ese que siempre me ha colmado de los más grandes afectos que alguien me ha dado, de los más amorosos momentos que he pasado en mi vida.

Por esto mamá, madre, por esto y por lo mucho que te quiero y te querré siempre, deseo darte mis más sinceras felicitaciones en este día que se te celebra y agradecerte el que des todo por mí sin importar nada.

Se dice que el amor como el de una madre es incomparable, y como el tuyo no hay ninguno mamita, contigo he comprobado que lo cierto que es este dicho.

¡Felicidades en tu día!

El Día De La Madre Es Muy Especial

El día de la madre es muy especial, no porque se celebra a las mamás del mundo, no porque se venden regalitos para ellas, sino porque te celebro a ti que me has dado todo, a ti que me has hecho tan feliz, a ti que me has querido incondicionalmente.

Tu cariño, mamá, me ha enseñado cómo es el difícil arte de dar amor, porque me has entregado cuidados cuando estoy enfermo, palabras de aliento cuando me siento desanimado y felicitaciones cuando he realizado mis sueño.

Muchas gracias, madre, porque tu amor es tan grande que también me has perdonado cuando, sin querer, me equivoco y lastimo tus hermosos sentimientos.

En este día que es tan especial porque te celebro a ti y sólo a ti, muchas felicidades mamá. Te quiero siempre a mi lado por muchos y muchos años más para poder celebrarte y mimarte como la reina que eres.

Tú Haces De Mi Vida

Mamá, tú haces de mi vida una que está llena de maravillas en cada sencillo detalle… Desde que me levanto y el desayuno huele a tus típicos platillos, hasta que me duermo y tu beso de buenas noches me arropa para pasar un lindo sueño.

Es una fortuna poder contar con una madre tan dedicada como tú, y cada vez que la palabra amor es mencionada, tu imagen sonriente viene a mí tan resplandeciente, cálida y alegre como el sol de verano.

Es mucho por lo que necesito felicitarte este día de la madre, y es mucho por lo que podremos decir gracias yo y todos los que te amamos en tu día. No me permitas olvidar que cada día del año es día de la madre cuando es tan evidente tu gran cariño y dulzura.

Mamá, dame el honor de felicitarte hoy como el primero del año, y seguir dándote las gracias por tu amor día a día.

Mamá, Hoy En Tu Día

Mamá, hoy en tu día no sé cómo felicitarte, porque no conozco la manera de expresar la magnitud de mis sentimientos con palabras. Solo te digo mamá que me gustaría ser poeta, escritor, un hombre de letras para plasmar lo importante que eres para mí.

Quiero felicitarte como lo haría Cervantes, como lo haría Shakespeare, pero no me queda más que expresarte mis deseos con estas palabras. Aunque no sean tan elevadas como las de los grandes escritores, salen de mi corazón a la página.

Mamá, si todo el cielo infinito estuviera hecho de papel, mi puntuación fuesen las estrellas y mi tinta para escribirte fuera el basto mar azul, ni aun así lograría agradecerte por medio de las palabras todo lo que me has dado, todo lo que eres para mí, así como lo afortunado que soy por tenerte a mi lado.

Sólo te digo algo más mamá: te amo mucho, felicidades en tu día.