Por Tu Salud

Recuerdo cuando comentabas lo bien que te sentías con tu cuerpo y que no tenías ningún complejo por pesar más de la cuenta.

Te preocupabas muy poco por tu salud e ignorabas alegremente las consecuencias para tu futuro. Afortunadamente, decidiste darle un vuelco a tu vida.

Hoy en día, no solo cambiaste los números marcados por la balanza, también modificaste tu postura ante la vida y ante tu salud. Te felicito entrañablemente por ello, sabemos que no es fácil alterar los hábitos ya constituidos. Las viejas costumbres se arraigan profundamente hasta que se decide abandonarlas de manera definitiva. Eres valiente y te admiro por eso.

Espero que tu meta lograda la mantengas vigente, además deseo que sigas alcanzando nuevos objetivos, todos ellos enfocados en hacer de tu vida una experiencia plena, saludable e inmensamente feliz.

¡Por muchos años de salud y bienestar!

Tu Personalidad Maravillosa

Desde el primer día que te conocí, me sorprendiste con tu personalidad maravillosa, carismática, amable y colaboradora. Sentí simpatía por ti en ese mismo momento.

Ya ha pasado un tiempo, hemos compartido vivencias, experiencias, asunto personales e incluso secretos íntimos… Definitivamente nuestra relación puede llamarse amistad. Desde el cariño y aprecio que siento por ti me alegro muchísimo por tu decisión de adelgazar, por volver a encontrar tu propio cuerpo. Has ayudado a mucha gente, era el momento de ayudarte tú también.

Deseo que esta victoria te depare muchos beneficios, sobre todo que te llenes de salud, energía, vitalidad. Disfruta de tu nueva figura y del potencial que tienes para ser aún más especial de lo que ya eres.

Cuenta conmigo para lo que necesites: hacer ejercicio, consejos sobre dietas saludables, ir al gimnasio. Tendrás en todo momento mi apoyo incondicional.

¡Enhorabuena!

Contra Los Kilos Sobrantes

Hay tareas pendientes que se van dejando olvidadas tras una montaña de excusas: cuando tenga tiempo, cuando salga de vacaciones, cuando termine esto, cuando comience aquello…

Pasan las semanas, los meses y los años hasta que la realidad te confronta y ya no puedes seguir retrasándolo ni un minuto más.

¿Te suena conocido?

Pues sí, esa es tu historia y la de muchas personas que han decidido tomas medidas contra los kilos sobrantes. Me alegro por tu buena decisión y por alcanzar, tras mucho esfuerzo, esta maravillosa meta. ¿A que te sientes mucho mejor?

Como ya te habrás dado cuenta, adelgazar viene acompañado de un montón de ventajas y beneficios. Disfrútalos todos y sigue luchando para conservarlos, te los has ganado a pulso.

Mis más cálidas felicitaciones en este momento tan especial. Ofrezcamos un brindis por esta pérdida que es, al mismo tiempo, una ganancia.

¡A tu salud!

Tus Esfuerzos Por Adelgazar

Si alguien ha sido testigo de tus esfuerzos por adelgazar, he sido yo, amiga. ¡Cuánto tiempo invertido! ¡Cuántos productos, dietas y ejercicios probados y reprobados! No ha sido nada fácil, pero siempre te he dado mi apoyo.

Por fin has alcanzado la anhelada meta. Ahora puedes disfrutar de tu nueva figura, probarte esa ropa que creías no volver a vestir nunca, sentirte más sana, ágil y hermosa. Te mereces un montón de abrazos, besos y felicitaciones. ¡Eres la reina de la constancia!

Cuenta conmigo para seguir manteniendo lo alcanzado. Entre las dos evitaremos que caigas en tentaciones o viejas costumbres poco saludables.

Tus premios por adelgazar serán: salir de paseo, comprarte ropa, un día en el salón de belleza, una noche romántica con el amor de tu vida… Ya te hiciste una idea, ¿verdad?

Entonces celebremos por todo lo alto esta victoria, la primera de muchas que vas a alcanzar en tu vida. ¡Te quiero, amiga!

Has Alcanzado La Meta

Hay batallas que, al ganarse, benefician a todos los involucrados. Adelgazar es una de ellas. Te enfrentaste a los kilos, los malos hábitos, las rutinas poco saludables y después de un largo esfuerzo has alcanzado la meta. ¡Felicitaciones!

Me alegro de todo corazón por ti. Sabes muy bien el tiempo que llevaba insistiéndote para que tomaras las riendas de tu vida e hicieras algo significativo por tu salud. Tu triunfo me hace feliz, esta dicha la comparto sinceramente.

Ahora puedes, con las evidencias en mano, comprobar lo bien que te sientes en todos los ámbitos: tus órganos funcionarán mejor, disfrutarás de tu nueva figura, podrás moverte a donde vayas sin problemas, tu autoestima se reforzará… En fin, estarás mucho mejor.

Te invito entonces a celebrar sanamente este regalo que te has dado. Deseo que conserves todo por lo que has luchado y que este éxito sea el punto de partida para alcanzar otros sueños.

¡Salud!