Otra Razón Para Amar

Qué regalo tan esperado, otra razón para amar, para levantarte día a día llena de la esperanza que solo proporciona ver crecer una nueva vida.

Una vida que te regalan Dios y tus hijos, un don que es enviado a ti por segunda vez. La gracia de ser abuela nuevamente. Cuánto gozo, cuánta dicha que no cabe en el pecho.

Desde ya estás planificando tantas cosas, hay mucho que brindar, tanto que mostrar. Aprenderás tú también sin duda alguna, dado que los niños son a menudo los mejores maestros.

Estoy orgulloso de ti y lo festejo contigo, con tu familia hermosa plena hoy de emociones entremezcladas. De amor, de dudas, de alegría inmensa.

¡Cuántas experiencias agradables te esperan en esta etapa de tu vida! Creías que era otoño y de repente… La estación se convierte en primavera ante tus ojos.

Felicidades para ti, que eres hoy por segunda vez abuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *